No quiero delegar porque creo que mis empleados no lo harán como yo

“Mi negocio me lo conozco al dedillo. Levanté esta empresa de la nada y aunque suene mal decirlo, cuando un empleado viene a verme sé lo que me a decir. Aunque la empresa ha crecido, yo sigo metido en todos y cada una de las tareas. Si no delego, me atosigo, pero si delego es peor, porque siento que debo volver a revisar lo que he delegado, lo que es una enorme pérdida de tiempo. Si sigo en esta dinámica, el futuro que me espera en bastante predecible: una enfermedad, la incapacidad de seguir creciendo o ambas cosas a la vez. ¿Cómo puedo aprender a delegar?”

ENTRENAMIENTO DEPORTIVO

Para entrenar la conducta de delegar, necesitaremos:

  • una canasta de baloncesto
  • un balón de baloncesto

Se formarán con todos los empleados dos equipos, que jugarán un pequeño partido de baloncesto a una sola canasta. El mando o jefe jugará siempre con el equipo que tiene la posesión del balón, es decir, el que ataca. Eso quiere decir que el equipo atacante siempre cuenta con un jugador más en sus filas.

Ejercicio 1

Se jugará el partido de 10 minutos con la siguiente reglamentación:

Continue reading

Mis empleados hablan a gritos y dan una imagen terrible a los clientes

“La mayoría de la comunicación que establecen mis empleados es prescindible y, la que no lo es, debería ser comunicada con mayor discreción. A los clientes no les interesan lo más mínimo nuestros procedimentos de trabajo, nuestros problemas internos o, lo que es peor, los cotilleos del vecino.”

Podemos entrenar la capacidad de comunicar a una intensidad coherente y discreta con el siguiente ejercicio:

Necesitarás:

* Tantas libretas y lápices como participantes en la actividad.

Procedimiento:

1.- Divide a los empleados en grupos de 3, cada uno con su lápiz y libreta.

Continue reading